Nuevo Catecismo Católico + Safety Pins (Madrid, El Sol)

ncc1Como viene siendo habitual, estas dos grandes bandas de punk rock volvieron a ofrecer un directo devastador en la capital. Los bilbaínos Safety Pins celebran su décimo aniversario y volvieron a contar con los clásicos donostiarras para completar la velada.

Es sabido que se trata de las dos bandas más importantes de punk en el país, aunque también merecen su reconocimiento otros grupos como Aerobitch, Commando 9mm o los desaparecidos Pleasure Fuckers. El caso es que Nuevo Catecismo Católico, amigos inseparables, compartían de nuevo escenario en lo que se avecinaba como “otra noche inolvidable”.

Los primeros en salir a escena fueron Nuevo Catecismo Católico, ahora con Eneko al frente. Este sujeto aporta personalidad y nuevas ideas al clásico combo guipuzcoano liderado por los hermanos Ibáñez. La publicación de 1530 segundos de no ha hecho más que afianzar el buen estado de esta imprescindible banda de rock combativo que se mueve con astucia por los terrenos bilingües.ncc2

Así, sonaron igual de atronadores “Mezclando los problemas con alcohol” o “La huida” que “Scumbag” o “Swichblade”. Hubo varios momentos que quedarán grabados en la retina de los asistentes, pero uno de ellos fue sin duda el momento en el que ejecutaron “Noise Noise!!”, tema que abre su último disco al grito de gimme gimme. La gente se volvió loca y no era para menos, porque después llegarían clasicazos como “Incontrolable”, “En llamas” o “Aquí llega Dios”, que sonaron impecables.

safetypins1Tras cerca de una hora de punk sin concesiones, se subían al escenario madrileño sus compañeros Safety Pins, únicos en su estilo: punk acelerado, oscuro y sólido. Los bilbaínos siempre triunfan allí donde van, y esta vez no iba a ser menos, aunque la descarga del grupos anterior iba a hacer mella en el público. Aún así, el décimo aniversario de la banda era una fecha especial y lo iban a dar todo.

Sonaron atronadores de principio a fin y sin descanso, a excepción del parón obligado para reemplazar la caja de la batería y los continuos lanzamientos de bragas de los que era víctima el cantante y guitarra. La banda, esta vez en formato trío, supo hacer un buen repaso de su trayectoria, destacando el poderío sonoro de cortes como “Murder nite kids”, auténticos pildorazos de punk crudo.

Publicado en Indyrock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s