Daniel Wylie – En busca de la felicidad

danielWylieEl guitarrista y vocalista, además de compositor y productor, vino a Madrid para presentar su nuevo disco en solitario. El escocés ha olvidado ya su etapa junto a Cosmic Rough Riders y está centrado en sus labores como cantautor.

Una fría, a la par que soleada mañana de noviembre, me dirijo a los alrededores del barrio de Malasaña para reunirme con el miembro fundador y la piedra angular de aquella montaña musical que acaparó gran atención hace unos años, Cosmic Rough Riders. Fueron elogiados por su original pop-rock y Daniel Wylie era el máximo responsable de aquella fórmula mágica. Ahora trabaja en solitario y sigue recibiendo muy buenas críticas gracias a The high cost of happiness, su nuevo disco.

Hace unos años se hablaba de Cosmic Rough Riders como los herederos de Teenage Fanclub, ¿Cómo os sentaban estas comparaciones?

Yo creo que no sonamos como Teenage Fanclub y sé que ellos opinan lo mismo, porque les conozco. Yo soy bastante más mayor que los chicos de Teenage Fanclub y estoy metido en la música desde antes que ellos. A mi me gustan The Beach Boys, Neil Young y me encantan Steely Dan, son mi banda favorita. Creo que las comparaciones se deben a que somos de la misma ciudad, porque ellos empezaron más inclinados hacia la música grunge y más tarde se fueron acercando al pop.

¿Cuál es tu relación con los otros componentes de CRR en la actualidad? Supongo que en años habréis compartido muchas cosas.

Al principio no éramos realmente una banda, era sólo yo. Más tarde Alan McGee (Creation Records) nos vio en directo y decidió ficharnos para grabar algunos discos como Cosmic Rough Riders, pero no éramos realmente una banda al principio. En el primer disco lo hice prácticamente todo, en el segundo trabajó conmigo Stephen Flemming y yo me encargué de las guitarras, las voces y la producción. Con “Enjoy the melodic sunshine” el resto de la banda empezó a querer intervenir en las composiciones y decidimos dejarlo ahí. Yo siempre he preferido trabajar en solitario.

En la primera canción del nuevo disco cantas “that day was beautiful, and you were beautiful too” ¿Qué pasó este día para que Daniel Wylie lo recuerde con tanta pasión?

Le estoy cantando a mi esposa en el día de mi boda. Como puedes ver en el interior del disco ella es preciosa. La canción habla del día de la boda, que estuvimos paseando por Leeds entre los árboles con un sol reluciente. En ese momento me dije a mi mismo que debía escribir un tema. Cuando le canto estas estrofas a mi esposa ella no puede evitar reírse (risas).

Paco Loco es uno de los productores más importantes de España, ¿Cómo fue vuestra relación cuando fuiste a su casa del Puerto de Santa María? ¿Volverías a trabajar con él?

Cosmic Rough Riders grabaron su último trabajo con Paco Loco y creo que deberían trabajar con él más veces. Yo realmente nunca he trabajado con él, pero me encantaría hacerlo. Conozco buenos ingenieros y productores en Escocia y he escuchado algunas de las producciones que ha hecho Paco y creo que están muy bien. Ha producido a Golden Smog, Gary Louris,… Yo ahora estoy trabajando con Brian Mc Neil, teclista de una banda de los 80 llamada China Crisis. Este chico tenía unos grandes estudios en Hawai y ha estado haciendo discos muy trabajosos que son geniales con Steely Dan, y sentí la necesidad de hacer algo con él.

En tu etapa junto a Cosmic Rough Riders llegaste a compartir escenario con artistas de la talla de Paul Weller, Stereophonics o U2, ¿Cómo fueron estas experiencias? ¿Cuál recuerdas con más emoción?

Cuando compartimos escenario con Stereophonics fue un desastre y nunca me han gustado. U2 son muy buena gente, conocí a Bono siendo yo muy joven, cuando vinieron a dar un concierto a Glasgow. Estuve hablando con él antes del concierto y años después compartimos escenario un par de veces en Escocia. Después de aquella actuación Bono vino a darnos las gracias por el concierto y nos dijo que habían disfrutado mucho. A mi me gustan U2, son unos chicos excepcionales. En cuanto a Paul Weller, sólo puedo decir que es el mejor. Cuando compuse “Gun isn´t loaded”, que aparece en “Enjoy the melodic sunshine”, Paul Weller la oyó y dijo que quería trabajar en la producción de esa canción. Estuvimos hablando por teléfono y le toqué la melodía. A lo largo de la conversación Paul mencionó que le encantaba la canción “Jesamine” de la banda de los sesenta The Casuals, le dije que a mi también me encantaba. Después de eso, hablamos de hacer algunos bolos juntos por Dublín y Belfast. Estando en el escenario, me propuso tocar “Jesamine” y empezamos a tocarla, pero se olvidó de la letra y tuvimos que empezarla de nuevo (risas).

En este disco te has encargado de las voces, las guitarras, la composición y la producción de todas las canciones, ¿Te gusta poder controlarlo todo?

Sí, me gusta hacerlo todo. Nunca he encontrado a nadie que pueda sentir lo que está pasando por mi cabeza. Lo que suelo hacer es concretar primero los acordes, las melodías de las guitarras, para más tarde trabajar en los bajos y las baterías. Creo que en el tema de la producción es fundamental que el artista crea en el productor y se fíe de su trabajo. Lo que me lleva mucho tiempo son las letras, soy muy vago.

Uno de los músicos que ha colaborado en The High Cost Of Happiness responde al nombre de Joshua Wylie, ¿Qué nos puedes contar de este guitarrista?

Ha cumplido dieciocho el pasado octubre y es muy buen guitarrista, mejor de lo que yo nunca llegaré a ser. Quise que uno de los chicos de The Proclaimers enseñara a mi hijo a tocar la guitarra pero a él no le gustan las mismas bandas que a mi. A Joshua le gustan bandas actuales como Mars Volta y me dice cosas buenas sobre ellos. Yo le digo que parece que los han cogido por la calle y les han propuesto formar una banda (risas). Mi hijo intenta darme lecciones a mi y yo hago lo mismo con él. Ahora también está estudiando para ser ingeniero de sonido y productor de música, así que cuando acabe esos estudios podrá trabajar para mi y no tendré que pagarle (risas).

Además de a Joshua, dedicas el álbum a Elizabeth Nugent, Charlotte Wylie y Nicholas Wylie, ¿Le das mucha importancia a la familia? ¿Son ellos los responsables de algunas de tus canciones?

Todos ellos son una gran motivación para mi a la hora de componer y siempre me han servido de inspiración para las canciones. Yo intento que mis hijos se acerquen al mundo de la música pero mi esposa les desmotiva, cree que hacer música es algo que les costará dinero (risas).

Son evidentes tus grandes dotes como compositor y letrista, ¿Cuál es el proceso a seguir a la hora de componer? ¿Son primero las letras o la música?

Siempre la música antes que las letras. Siempre tengo una guitarra a mano para plasmar alguna melodía que se me pase por la cabeza. Más tarde saco los acordes y se la muestro a mi mujer e hijos para saber qué opinan. Una vez está terminada la música me pongo con las letras, que es un tema más complicado. Lo importante es que las melodías no necesitan ser traducidas a otros idiomas, transmiten emociones a todo el mundo, independientemente de su nacionalidad. Creo que es mucho más importante emocionar al oyente con la música.

Publicado en Supernovapop

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s