Backyard Babies – Salvados por la campana

Tras más de dos décadas de intenso trabajo, Backyard Babies se han convertido en el referente más sólido y duradero del rock escandinavo. Por el camino se han quedado Gluecifer y The Hellacopters, entre otros. Al frente de la banda sueca continúa Dregen, quien se presta a responder a estas preguntas tras la publicación de “Backyard Babies”, su nuevo disco de estudio, y “Them XX”, un tesoro para coleccionistas que resume toda la trayectoria de la banda a base de abundante material gráfico y audiovisual.

Backyard Babies comenzaron su imparable carrera a finales de los 80, ¿cómo fueron esos inicios?

Bueno, éramos cuatro tíos que nos habíamos conocido en el instituto. Decidimos formar la banda y ya han pasado veinte años desde aquello. Desde el principio nos dedicamos al cien por cien al grupo, hemos dedicado nuestras vidas a Backyard Babies y confiábamos en que podíamos convertirnos en una gran banda.

El grupo celebra su vigésimo aniversario en el podido del underground rockero. Háblame del proyecto “Them XX” y esa gira que os va a llevar pronto por toda Europa.

Es como un regalo para nuestros seguidores y también para nosotros. No sé si lo has visto, pero es una especie de libro con más de cien páginas llenas de fotos de la banda. Además, se incluyen tres discos con rarezas, todas las caras b y los grandes éxitos. También se incluye un documental que acompaña todos los videos que hemos realizado hasta el momento. Creo que es una buena oportunidad para conocer al grupo si no lo has hecho nunca. Será muy barato, alrededor de 30 euros. Y los conciertos de esta gira también serán muy interesantes porque vamos a tocar canciones de todo nuestro repertorio, desde que teníamos quince años hasta ahora.

Es la primera vez que habéis decidido publicar un disco sin título, ¿por qué simplemente “Backyard Babies”?

Creo que en cierto modo se trata de una reanudación, es como si volviéramos a empezar. Durante muchos años hemos estado unidos a BMG y otros sellos. Hemos decidido romper con ello y formar nuestro propio sello. Decidimos titular el disco “Backyard Babies” porque resume todo lo que hemos hecho hasta ahora, es una mezcla de los cinco anteriores.

Creo que este nuevo disco es más accesible que los anteriores, ¿es posible que vuestros seguidores lo interpreten como un álbum más comercial?

No lo creo (risas). Además, el próximo disco va a ser muy enérgico, encabronado y potente (risas). Sin duda, el siguiente será más sucio.

El single elegido es “Fuck off and die”, ¿a quién está dedicado?

La verdad es que la canción está dedicada a mí mismo. Creo que todos los seres humanos tenemos dos personas diferentes dentro de nosotros mismos. Cuando te miras por dentro e intentas reconocerte puedes ver cosas feas. La canción habla de la parte mala de Dregen.

En la última canción del disco dices que crees haber sido salvado por la campana, ¿has estado cerca de la muerte o has vivido una experiencia muy desagradable recientemente?

La verdad es que no hemos tenido ningún percance serio en estos veinte años. Nicke escribió la letra de esta canción, y por lo que sabemos, se trata de una vieja expresión inglesa que se refiere a las personas que enterraban cuando aún podían moverse. Entonces, decidieron poner una pequeña campana junto al cadáver, por eso eran salvados por la campana. Quizás la banda haya sido salvada por la campana unas cuantas veces.

Estáis considerados los padres del sonido “high energy”. Tras vuestra consolidación aparecieron grupos como Gluecifer, Flamin Sideburns o Hardcore Superstar, ¿crees que Backyard Babies fueron una influencia importante para ellos?

No sé si podemos considerarnos los padres de este movimiento. Lo que sí creo es que fuimos pioneros de alguna forma. Pero si no hubieran existido Hanoi Rocks, Guns N Roses y New York Dolls, nosotros no existiríamos (risas). También creo que tanto Backyard Babies como The Hellacopters han contribuido a abrir el camino a otras muchas bandas escandinavas.

A mediados de los 90 decidiste formar The Hellacopters, ¿cómo te las apañabas para llevar adelante ambos proyectos?

Estuve ingresado una semana en el hospital porque padecía una hemorragia estomacal, ese fue el triste resultado. Era imposible tocar en las dos bandas al mismo tiempo, pero no fue fácil tomar esa decisión. Estoy muy orgulloso de haber sido uno de los miembros fundadores de The Hellacopters y de haber hecho lo que hice con Nicke Anderson.

Tras la publicación de “Head Off”, The Hellacopters se separaron. Se habían convertido en una de las bandas de rock más importantes del planeta, ¿por qué en ese momento?

No lo sé, pero creo que simplemente llegaron a la conclusión de que no podían encontrar una nueva dirección que tomar. Supongo que estarían cansados de hacer giras y no querían seguir grabando discos por el mero hecho de grabar. Creo que es mejor dejarlo cuando estás arriba.

En la actualidad, Nicke Anderson (The Hellacopters) está completamente centrado en su sello, Psychout Records. Además, está tocando con Death Breath y The Solution, ¿mantienes una buena relación con él después de tantos años?

Es estupenda. Después de haber estado trabajando con él y girando por todo el mundo, he llegado a la conclusión de que es mi mejor amigo. Sí, es mi mejor amigo (risas). La verdad es que seguimos manteniendo mucho el contacto.

Publicado en Paisajes Eléctricos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s