Olivia de Happyland – Del campo a la ciudad

La artista madrileña ha debutado recientemente con “Casi feliz”, un disco de folk-pop que ha tenido muy buena acogida. Gran parte de la culpa la han tenido los productores, ya que Olivia Heredia ha tenido la suerte de estrenarse con dos grandes: José María Rosíllo y David Gwynn. Aprovechamos este momento de casi felicidad en el que se encuentra para conocer a fondo a la chica que abandonó el campo extremeño para instalarse en la ciudad y hacer realidad su sueño.


Antes de nada, una inquietud personal, ¿te inspiraste en Olivia de Havilland para dar nombre a tu proyecto musical?

Sí, se me ocurrió pensando en su nombre, y siendo consciente de que yo suelo contar en las canciones historias no muy “happy”, me divertía la idea del contraste y es lo que me convenció para bautizarme así.

Cuéntanos algo acerca de Happyland, el lugar donde dicen que te criaste. ¿cómo es? y ¿dónde está?

Me crié en el campo, en Extremadura. Era una especie de Mogwli, jugando con los animales, no había más compañía. De mayor decidí venirme a la ciudad. Me gusta vivir en Madrid llevando una vida un poco campestre, otro contraste. Vivo en una casa antigua, casi de campo, con un jardín grande, con gatos y conejos, plantando tulipanes, tocando el piano,… eso es Happyland.

“Casi feliz” cuenta con la producción de José María Rosillo y David Gwynn, dos respetadas personalidades en lo musical, ¿cómo ha sido la experiencia de trabajar con ellos?

De esas cosas que jamás piensas que van a pasarte. Estar en un estudio con alguien como ellos, escuchando sus opiniones, viendo como trabajan,… Es alucinante que la chica del campo acabe grabando y sacando un disco al lado de ellos. Me encantaría volver a repetirlo mañana. Además, he aprendido mucho gracias a ellos, son dos personas muy inteligentes, con mucha experiencia y con muy buenas ideas.

En una de las canciones de este debut dices que Bob Dylan tenía razón, ¿eres realmente una piedra rodando?

Sí, un día prestando especial atención a esa letra de Dylan me dije: “yo sí que soy una piedra rodando”. Una de mis  especialidades es dar tumbos, acabar en situaciones raras, complicadas, locas, tropezar con el mismo error más de dos veces, sentirme descarriada, dejarme llevar,…

Olivia de Happyland es nueva en esto del pop, ¿qué  opinas de las descargas internautas? ¿cómo ves el futuro de la música?

Ahora ya es tarde para convencer a los internautas que deben pagar 0.99 € por descarga de canción, todos se han acostumbrado a que la música es gratis. Creo que es el momento de que se resuelva con urgencia, y se obligue a las empresas de telecomunicaciones, que suministran el adsl, a  pagar por los derechos de autor. Todos sabemos que la publicidad da dinero a los dueños de las páginas, y en todas esas páginas se utiliza libremente el trabajo de los autores, no es justo. Pero no creo que vaya a resolverse pidiéndole al usuario que pague él los derechos, él ya está pagando mensualmente a la compañía de adsl, que sea ésta quien pague, al final ser autor va a ser imposible, todos vamos a acabar trabajando de otras cosas para poder mantenernos. Y seamos sinceros, si nos pudiéramos bajar leche, Pascual y Clesa cerraban mañana.

En los tiempos que corren, ser chica, madrileña y ponerse a tocar folk tiene unas consecuencias directas, ¿cómo sientan esas comparaciones con Russian Red?

Nunca me han comparado con Russian Red, supongo que cualquier persona puede ver que no nos parecemos. Vivir en Madrid y tener una guitarra acústica es todo lo que tenemos en común. De todas formas, no presto atención a las críticas, ni buenas, ni malas, ni regulares.

¿Cómo ves el panorama musical nacional? ¿Qué artistas crees que merecen toda nuestra atención?

En la escena indie veo mucho movimiento, muchos grupos, solistas, creatividad,… Myspace, por ejemplo, ha dado mucha libertad, todo el que quiera puede tener un página y sus canciones colgadas. Igual en algún momento se masifica y ya no sabremos a qué prestar atención, pero tampoco creo que sea algo negativo, al menos a priori. En el  mainstream (salvo raras excepciones), veo más uniformidad aún que hace unos años, creatividad cero, clones unos de otros, cantantes-ejecutantes que afinan muy bien pero no dicen-cantan nada, y una industria musical sólo existente por la contaminación. No se a quien reseñar de los nombres emergentes, casi todo lo que escucho es de fuera. Tal vez a Clockworkbird, canciones sencillas, crudas y directas.

¿Eres más feliz después de haber publicado tu primer disco?

Si, aunque yo soy de la teoría de que la felicidad no existe, y si existe dura muy poco…pero bueno si, algo parecido a eso.

Tu música se caracteriza por la escasez de ornamentos, es un canto a la sencillez, ¿Olivia Heredia es también una persona sencilla?

Me parece difícil responder a una pregunta sobre mi personalidad, pero creo que soy como los gatos, sencillos, complejos, dulces, ariscos, cariñosos, vienen y van según se les antoje.

Supongo que tras la buena acogida de este disco estarás pensando en planes futuros, ¿qué tienes en mente?

Intentar hacer canciones mejores, grabar un segundo, arriesgar un poco, tocar de vez en cuando, y que no se me quiten nunca las ganas de estar en esto.

Publicado en Paisajes Eléctricos

Anuncios

3 comentarios en “Olivia de Happyland – Del campo a la ciudad

  1. Enhorabuena, me han gustado tanto las preguntas como las respuestas 🙂

    “Casi feliz” es uno de mis discos del año. Lo único que le falta al disco es una promoción adecuada, de tenerla, se vendería como churros…, bueno, teniendo en cuenta que ahora, y por culpa mayormente de las descargas “eclécticas”, el nivel de ventas ha descendido notablemente y, francamente, no sé cuál puede ser la solución a esto. Hay quienes defienden las descargas gratuitas de canciones alegando que como no es algo material lo que te estás bajando no se puede considerar como un robo, pero si yo (un suponer) me junto con alguno/a de estos lumbreras y entre los dos, en mi casa y con mi ordenador, hacemos (otro suponer) un guión de cine y luego yo, con mucho salero por mi parte, voy y mando un e-mail con el archivo para registrarlo a mi nombre, y a raíz de ello me compran el guión por tropecientos mil euros ¿me acusaría de robo el o la lumbreras en cuestión?…. Mmmmm, supongo que no, al fin y al cabo no le he robado nada material.

    En fin, son los tiempos modernos que nos ha tocado vivir.

  2. Tal y como imaginaba. Marcos, no existes…. Me parece que la/te conoces muy bien. Vaya, que estás encantada de conocerte….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s