Azkena Rock Festival 2010 (Mendizabala, Vitoria-Gasteiz)

La novena edición de uno de los festivales de rock más importantes a nivel europeo ha vuelto a dejarme muy buen sabor de boca.  Si en ediciones anteriores me habían dejado boquiabierto actuaciones como las de Ray Davies o The Sonics, ésta vez le iba a tocar el turno a Chris Isaak, el californiano demostró una gran profesionalidad sobre las tablas, combatiendo la lluvia vitoriana a base de rock and roll añejo. Sonaron con maestría clásicos de la talla de “San Francico days” o “Blue hotel”. Y, por supuesto, disfrutar de “Wicked game” bajo la lluvia es algo que no tiene precio, una actuación memorable que días después se repetiría en la capital.

Otro de los conciertos que me sorprendió gratamente fue el de Slash, y es que todo parecía indicar que el que fuera guitarrista de Guns N Roses estaba siguiendo el mismo sendero que Axl Rose. Afortunadamente, el show estuvo a la altura del Azkena Rock Festival gracias a temas como “Rocket queen”, “Sweet child o’ mine”, “Paradise city” o “Civil war”, que sonaron contundentes y contribuyeron a la nostalgia colectiva.

Uno de los grandes atractivos de esta edición eran Kiss, una banda que sigue arrastrando multitudes a pesar del paso de los años. Fueron muchos los que celebraron esta visita de los Nueva York a base de abundante maquillaje para acudir en masa a la actuación, sin duda la más multitudinaria del Azkena Rock Festival 2010. Descargaron piezas de la talla de “Detroit rock city”, “Rock and roll all nite” o “I love it loud”, junto a composiciones más recientes como “Modern day Delilah”. Y así, una banda de estadio de aquellas de los 80 se convirtió en el centro de atención en Mendizabala durante dos horas y media, aproximadamente.

No ocurrió lo mismo con Bob Dylan, ya que uno podía adentrarse hasta la zona noble del recinto (a escasos metros del escenario) incluso una vez iniciada la actuación. El Dylan que se presentó en Vitoria mostró su faceta más blues a lo largo de una actuación demasiado lineal, sin sobresaltos ni riesgos. Durante la hora y media que estuvo sobre el escenario principal sonaron, entre otras, “Mr. Jones”, “Rainy day women” y una casi irreconocible “Like a Rolling stone”. La escasez ornamental fue otro de los detalles principales de la puesta en escena del legendario artista estadounidense. Tan sólo un telón negro cubría las espaldas de Dylan y sus músicos, que ofrecieron una actuación correcta, ni más ni menos.

En todo festival que se precie, el hecho de tener que cerrar la jornada conlleva una responsabilidad importante, algo que supieron resolver sobradamente Imperial State Electric, la nueva banda de Nicke Royale, el viernes. El combo sueco desplegó su rock and roll salvaje y bailongo para el deleite del personal. En mi opinión fue una de las actuaciones más enérgicas y consistentes del festival, a pesar de que el reciente debut discográfico de la banda me dejara un poco frío. No son The Hellacopters, eso conviene tenerlo claro desde un principio, pero no están nada mal, de hecho están bastante bien. Esto me lleva a pensar que casi todo lo que hace el señor Royale merece la pena ser escuchado. Además, sorprendieron a los muchos asistentes con la aparición de Dregen (Backyard Babies / The Hellacopters), que provocó la locura con “Throwing stones” y, sobre todo, con “Wail baby, wail”, un cañonazo de rock and roll que invita al baile y al despiporre colectivo.

Los encargados de cerrar el sábado eran Bad Religion, algo que en un principio podía resultar extraño (más extraño que la ficción incluso). Nada más lejos de la realidad, los de Brett Gurewitz hicieron un repaso a sus clásicos básicos: “A walk”, “Do what you want”, “We´re only gonna die”, “21st century (digital boy)”, “No control”, “I want to conquer the world” y un larguísimo etcétera. Conviene recordar que todas esas canciones moldearon lo que más tarde se conocería como hardcore melódico. Bad Religion fueron los responsables de que en los 90 se formara todo un movimiento que giraba en torno al skate y bandas como Pennywise, Lagwagon o NOFX, por citar algunas. Fueron los padres de todo aquello y tres décadas después de su formación demostraron estar en plena forma.

Antes de la actuación de Mr. Brett y los suyos, el ambiente ya estaba caldeado, y es que por ese mismo escenario habían pasado The Hives con su cóctel festivo a base de rock, garage y punk altamente melódico. Los suecos saben cómo conectar con el público, y eso fue lo que hicieron desde el principio. Ataviados con trajes de marinero y con una energía aplastante comenzaron a brincar y moverse por todo el escenario al ritmo de canciones como “Main offender”, “Hate to say I told you so”, “A.K.A idiot” o “Tick tick boom”. El público agradeció tanta entrega, más aún después de la tormenta que acababa de caer sobre el Escenario Alex Chilton. Según las propias palabras de “Howlin’” Pelle Almqvist, pidieron a los dioses que parase la lluvia y así se cumplió.

Fue una actuación memorable, y tampoco conviene olvidar las de Imelda May, Airbourne o El Vez, pero sólo he querido destacar a los que realmente  me impresionaron, a los que provocaron el delirio colectivo en momentos puntuales. 

Por cierto, en esta ocasión no asistí al ARF en calidad de espectador y tampoco fui acreditado para cubrir las actuaciones, por eso ha sido realmente especial para mi. La organización me invitó para animar las carpas del festival junto a mi fiel amigo Nacho Rojas (juntos formamos T&T) y la verdad es que ha sido una grata experiencia que nunca olvidaremos. Tras las actuaciones de bandas tan dispares como las anteriormente citadas, nosotros éramos unos de los encargados de continuar la fiesta en Vitoria. Otros de los culpables que llevaron a miles de personas a danzar hasta el amanecer fueron Nash, Roger Estrada y Pegatas, todos fieles ejecutores del rock and roll más bailable.

Hasta la próxima y gracias a todos los que lo habéis hecho posible: artistas, organización y público.

Publicado en Paisajes Eléctricos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s