The Jam : Padrinos del movimiento mod (1975 – Surrey)

Son una de las bandas más importantes en la historia del pop-rock, habiendo contribuido con su música al nacimiento del punk y el desarrollo de la new wave británica. El trío contaba con Paul Weller como frontman y a pesar de que la trayectoria musical de The Jam no es muy extensa, tan sólo siete años, consiguieron hacerse con un notable éxito a nivel internacional que todavía perdura.

A mediados de los 70, cuando la british invasión y el hippismo habían dado ya sus últimos coletazos, Paul Weller (vocalista), Rick Buckler (batería), Bruce Foxton (bajista) y Steve Brookes (guitarrista) decidieron formar The Jam, cuando todavía estaban en el colegio. Poco después, Brookes abandonaba la banda para ceder la guitarra al genuino Weller.

El trío recordaba, por su cuidada imagen, a las bandas británicas de mediados de los 60: The Who, The Small Faces, The Yardbirds, The Kinks,… pero su música no guardaba mucha relación con lo que hacían los grupos citados anteriormente. Había pasado mucho tiempo y la new wave estaba haciendo mella en todos los grupos emergentes. Asimismo, el punk empezaba a conformarse como un movimiento sólido, gracias a bandas como Ramones o The Sex Pistols, aunque es sabido que estas deben su nacimiento a The Stooges y New York Dolls, entre otros.

Es por ello que en la música de The Jam hay una mezcla de estilos que les convirtió en algo único hasta el momento. Con In the city (Polydor, 1977), su primer disco, consiguieron un debut que llamó la atención del personal. Esto se debe, en gran medida, a ese single que tiene el mismo título que el disco. “In the city” es un himno a la juventud y sus ideales revolucionarios, una canción de lucha cuyo objetivo es despertar del letargo a los jóvenes británicos. También se incluyen en este trabajo cortes como “Non-stop dancing” o “I´ve changed my address”, al igual que la espectacular versión instrumental de “Batman theme”, original de Neal Hefti.

Hay que señalar que este mismo año se publicaba Leave home de Ramones, Never mind the bollocks de The Sex Pistols y el disco debut, a la par que homónimo, de The Clash. En este contexto, el primer trabajo de The Jam servía de estandarte para el nacimiento del punk, aunque ellos preferían vestir trajes estilosos antes que agujerear su cuerpo y adornar chupas de cuero con imperdibles. Se decía que mantenían una rivalidad, no sabemos si sana o no, con la banda de Joe Strummer, pero nunca se ha confirmado tal rumor.

The Jam eran, y siguen siendo, un icono para los mods y discos como This Is The Modern World (Polydor, 1977) y All Mod Cons (Polydor, 1978) pronto se convertirían en joyas preciadas para la aristocracia modernista. El primero contiene portentosos hits de la talla de “The Modern World” y el acelerado cover de “In The Midnight Hour”. El segundo, por su parte, no queda en evidencia, ofreciendo canciones que no envejecen con el paso del tiempo. Es el caso de “David Watts”, “In the Crowd” y “A Bomb in Wardour Street”, portentosos balazos de juventud.

Por estos años, Paul Weller ya se había convertido en la voz de una generación, aunque aún no se le podía augurar una trayectoria tan satisfactoria como la que ha desarrollado el también conocido bajo el seudónimo de “The Modfather”. Con sus tres próximos trabajos, The Jam sólo conseguirían afianzar su sólido estilo, con éxitos imperecederos (“That´s entertainment”, “Start!”, “Pretty green”, “The Eton Rifles”, “Town called malice”, “Beat surrender”).

Una vez llegaron los 80, algunas composiciones empezaban a ser víctimas de los desarrollos tecnológicos y el abuso de sintetizadores se hizo patente en The Gift (Polydor, 1982) y el Ep Beat surrender (1982), con canciones como “Precious”, “Carnation” o “Ghosts”, que poca relación guardaban con su legado anterior. En 1982, The Jam daban por finalizada una carrera llena de éxitos y Paul Weller, su líder, estaba pensando en un nuevo proyecto. Un año después de la disolución de la banda, “The Modfather” daba vida a The Style Council, un grupo orientado hacia el pop y los sintetizadores, aunque con algunos destellos soul. Siete años más tarde, Paul Weller decide comenzar una brillante carrera en solitario que le lleva hasta nuestros días.

El resto de la banda, Bruce Foxton y Rick Buckler, han decidido en 2007 reunirse para rescatar los clásicos de The Jam con una nueva banda, From The Jam. Para sorpresa de sus seguidores, este proyecto de reunión no ha entrado en los planes de Paul Weller, quien ha preferido seguir por su cuenta.

Publicado en Supernovapop

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s